«¡Cuidado con buscar cajas de Packaging Online! Las 7 Trampas que Todo Emprendedor Debe Evitar»

Buscar el packaging perfecto en la red puede ser como intentar encontrar una aguja en un pajar, pero sin saber cómo luce la aguja… o el pajar. Aquí te cuento las movidas más comunes con las que te puedes topar cuando intentas armar tu empaque con esas herramientas online que parecen tener más opciones que un menú de restaurante.

Primero, te encuentras con un mar de opciones. Materiales, diseños, personalizaciones… tantas que acabas más perdido que turista sin mapa. Intentar filtrar todo eso sin tener ni idea de por dónde empezar es como intentar beber agua con tenedor: frustrante y poco productivo.

Luego, está el rollo de que nadie te guía. Puedes jugar todo lo que quieras con los diseños, pero sin alguien que te diga, «Eh, eso que estás haciendo quizás no es lo mejor», puedes acabar eligiendo algo que ni pega con tu producto. Es como cuando intentas cocinar sin receta: puede que inventes algo genial… o que termines pidiendo pizza.

Visualizar cómo quedará tu packaging es otro lío. Lo ves en pantalla y mola, pero cuando te llega, resulta que los colores no son los mismos, el material se siente diferente, y nada es como esperabas. Es el clásico caso de «expectativa vs. realidad».

Ni hablemos de los tecnicismos. Elegir el packaging correcto requiere saber de durabilidad, resistencia, y un montón de cosas más. Si no tienes ni idea de esto, es fácil meter la pata y acabar con un empaque que no sirve ni para guardar secretos.

Y el tema de la sostenibilidad es otro mundo. Todos queremos ser verdes, pero descifrar qué opciones son realmente ecoamigables y cuáles solo tienen un barniz de marketing verde puede ser más complicado que resolver un cubo de Rubik con los ojos vendados.

Los costes ocultos también son una trampa. Piensas que te saldrá por X dinero, pero luego vienen los extras, los acabados especiales, los envíos… y tu presupuesto se va al traste como las dietas en Navidad.

Por último, la personalización tiene sus límites. Te venden la moto de que puedes hacer lo que quieras, pero luego hay mil restricciones. Es como cuando te dicen «sírvete lo que quieras» pero resulta que es un buffet de ensaladas y tú querías costillas.

En fin, usar estas herramientas online para tu packaging puede ser super útil, pero también está lleno de trampas. Un poco de ayuda experta y mucha paciencia son clave para no acabar con un empaque que ni al gato le gusta.

Si tienes dudas te aconsejo que te pongas en contacto con Cartrix.es , hablareis de tu a tu. 

Me aconsejaron y me dieron muy buen servicio y por eso les estoy agradecido.

Sergio Ramirez.

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola ????
¿En qué podemos ayudarte?